Hacking Social

No nos cansamos de repetir que los sistemas y las soluciones informáticas son tan fuertes como los usuarios que las gestionan. Los ataques dirigidos a usuarios se han multiplicado en los últimos años, con ejemplos tan recientes como el virus WannaCry o sus réplicas. Por ello, no podemos hablar de proyectos de ciberseguridad completos hasta que no se realizan ataques controlados sobre usuarios concretos en los que se testa la vulnerabilidad real de los sistemas.
Nuestros proyectos de hacking social buscan detectar los eslabones más débiles de la cadena para neutralizarlos y robustecer así los sistemas de la empresa.
En la mayoría de los casos, nuestros proyectos de hacking social detectan vulnerabilidades muy sencillas de solucionar con formación presencial y políticas detalladas de seguridad y administración de permisos que pueden evitar problemas de fuga de información o secuestro de datos cada vez más frecuentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies